RSS

La traducción automática

09 May

En qué consiste la traducción automática

Según la Wikipedia, “la traducción automática (TA), también llamada MT (del inglés Machine Translation), es un área de la lingüística computacional que investiga el uso de software para traducir texto o habla de un lenguaje natural a otro. En un nivel básico, la traducción por computadora realiza una sustitución simple de las palabras atómicas de un lenguaje natural por las de otro. Por medio del uso de corpora lingüísticos se pueden intentar traducciones más complejas, lo que permite un manejo más apropiado de las diferencias en la tipología lingüística, el reconocimiento de frases, la traducción de expresiones idiomáticas y el aislamiento de anomalías.”

Se diferencia de la traducción asistida por ordenador (TAO) en que la traducción está hecha por computadoras a partir de traducciones realizadas por humanos, mientras que las herramientas TAO ayudan al profesional de la traducción a guardar en memorias de traducción informatizadas los resultados de un proceso humano de traducción.

Las herramientas de traducción asistida (TAO) ayudan a los traductores a hacer un uso coherente de la terminología, pues las frases traducidas se almacenan en una memoria de traducción (MT) que funciona como base de datos. De esta manera, el profesional de la traducción logra que la terminología se mantenga consistente a lo largo del texto y entre diversas publicaciones y versiones y, al no tener que volver a traducir, el traductor ahorra tiempo y el cliente, dinero.

Como se afirma en la página de presentación de Systran, “tanto la traducción humana como la automática tienen sus propios desafíos. […] y es posible que se requieran varias rondas de revisiones para lograr la satisfacción del cliente. Pero el mayor desafío reside en cómo se pueden producir traducciones de calidad aptas para ser publicadas mediante la traducción automática.”

Cómo funciona

La traducción automática hace uso de las traducciones hechas por el hombre (traducción automática estadística) o de reglas de relaciones entre distintas lenguas (traducción automática basada en reglas) que se aplican para ofrecer equivalentes entre palabras.

En el primer caso, las traducciones y textos alineados se utilizan para entrenar el motor estadístico y cuando hay que traducir un texto nuevo, el motor traduce el texto, ya sea mediante el uso de las traducciones que son más frecuentes (estadística) o la aplicación de las reglas gramaticales (reglas).  El motor de búsqueda va seleccionando palabras y concatenaciones de palabras y, en algunos casos, puede incluso llegara dar buenas soluciones.

En su artículo La traducción automática publicado en Bibl. Univ. Vol. IV, No. 3, julio-septiembre de 1989, Juan Valdés escribe que las estrategias lingüísticas que se han utilizado en la traducción automática, de acuerdo con Hutchins (1986), se pueden reunir en tres grandes grupos, que a su vez pueden reflejar el desarrollo de los proyectos específicos de la investigación en el campo de la Traducción Automática:

  1. Sistema de Traducción Directa: Su característica principal es que está diseñado para un par de lenguas en particular; su supuesto básico es que el vocabulario y sintaxis de los textos de la Lengua Fuente (S.L.) no necesitan ser analizados sino en lo más estrictamente necesario, para la resolución de ambigüedades y la correcta identificación de las expresiones apropiadas en la Lengua Meta (T.L.), y la especificación del orden de las palabras de la Lengua Meta (T.L.). Este enfoque fue utilizado en los sistemas de traducción automática de los años 50 y 60 y el producto típico de esta estrategia fue el diccionario de Traducción (Dictionary Translation).
  2. La segunda estrategia, es llamada “Interlingual”, la cual asume que es posible convertir un texto de Lengua Fuente (S.L.) en representaciones sintáctico semánticas comunes para más de una lengua, se argumenta a su favor, en el sentido de los efectos de economía, que significa poder “traducir” con un solo sistema para varias lenguas.
  3. El tercer enfoque, es el de “Transferencia” (Transfer Approach) que contempla tres etapas en su desarrollo.  La primera etapa consiste en la conversión de los textos de la Lengua Fuente (S.L.) en representaciones de transferencia de la misma lengua fuente; el segundo paso será convertirlos en representaciones de lengua meta (T.L.), para finalmente convertirlos en textos finales de la Lengua Meta.  Este enfoque utiliza, el sistema de análisis de estructuras profundas en los campos semántico-sintáctico, y sus correspondientes reglas de representación y transferencia.

Problemas de la traducción automática

Pero, pese a los grandes avances que se han hecho en este campo, los resultados siguen sin ser equiparables con la traducción realizada por humanos y, mal entendida, esta tecnología llega a producir auténticos engendros.

Ante la inmediatez y urgencia del ritmo de vida y la necesidad cada vez mayor de acortar plazos, muchos profesionales de la traducción se han aliado con la traducción automática y están ofreciendo servicios de revisión de traducciones automáticas,  lo que se conoce como posedición.

La posedición consiste en modificar y corregir el producto de la traducción automática para obtener un texto «aceptable» de acuerdo con los diferentes usos de la misma. El grado de corrección dependerá de las necesidades del cliente, de la finalidad del texto y del propio profesional que realiza la posedición.

Muchos profesionales se muestran reacios a dedicarse a esta disciplina al considerar que se trata de una actividad un tanto poco agradecida, aunque esto puede deberse simplemente a malas experiencias en las que se han enfrentado a un producto de baja calidad. No por ello deberían cerrarse a nuevos proyectos de este tipo, sino que deberían analizar la calidad del proyecto solicitado para saber si finalmente podrán hacerse cargo o no del mismo.

¿Cuándo puede utilizarse la traducción automática?

Realmente depende del tipo de texto y de la finalidad de la traducción. Sin lugar a dudas, la calidad de una traducción automática, aun sometida a posedición, difiere de la traducción humana, pero en ocasiones puede valer la pena considerar esta posibilidad.

En textos muy sencillos y repetitivos, la traducción automática puede de alguna manera “desbrozar” el texto y dejarlo listo para una tarea de posedición sencilla. Algunos casos urgentes o cuando la necesidad de conocer lo que dice un texto es inmediata o no va a tener valor después de dicha lectura, un cliente puede ver aconsejable contratar un servicio de traducción automática.

En algunos casos, se puede utilizar la traducción automática como un punto de partida para que la revise un traductor humano dentro de una herramienta TAO y almacene la versión final en una memoria de traducción de calidad humana. Este proceso se utiliza habitualmente si el motor de traducción automática ha sido configurado para un determinando campo (técnica, ingeniería, legal, etc.) y puede llegar a proporcionar buenos resultados.

Si bien es cierto que hay algunos clientes muy poco exigentes a quienes bastan Google Translator y el administrativo de turno en la oficina, la traducción automática, bien utilizada, puede ser una herramienta más del traductor, que no solo no le restará trabajo, sino que en algunos casos incluso le ayudará a aumentar el número de proyectos que pueda abarcar y que,  en otras circunstancias, sobre todo por plazo y costes, no podría acometer.

¿Es la traducción automática una amenaza para el traductor profesional?

Rotundamente no. Y las razones se exponen perfectamente en este artículo de Cálamo&Clan: ver artículo.

Cada traductor deberá decidir si quiere afrontar el reto de adaptarse a las nuevas vertientes del mercado y sacarle partido a la nueva disciplina de la posedición, porque, sin duda, la traducción automática presenta algunas ventajas:

  • Aumenta la cantidad de contenido que se puede permitir traducir
  • Reduce los costes de traducción globales
  • Puede reducir los plazos de entrega
  • Ofrece distintos niveles de automatización según las necesidades de calidad
  • El software que utiliza permite ya elegir campos de especialización

Programas de traducción automática

En el blog Tecnologías y Traducción podéis encontrar un listado de los principales programas comerciales de traducción automática: ver programas de traducción automática

Historia de la traducción automática y bibliografía

Si queréis leer un poco de la historia y evolución de los programas de traducción automática, podéis leerla en la Linterna del Traductor: ver historia, donde además encontraréis un listado de bibliografía sobre el tema.

Cursos de traducción automática y posedición

Y si queréis poneros las pilas con esta nueva modalidad, los cursos de Cálamo&Cran os ayudarán: curso de traducción automática y posedición.

¿Qué? ¿Solo traducimos o nos automatizamos un poco?

 

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: